30 iguales

¿Eres miembro? Entra - ¿Nuevo en 30 iguales? Regístrate

» Fotos de hatton · Finales WTA 2014 · álbumes · perfil

Foto 2 de 9

» 1 comentarios

  • hatton
    #1 | hatton, el 18 de octubre de 2015 a las 17:29

    Agnieska Radwanska: los ?ngeles no necesitan ayuda

    Me aficion? a este juego con Lendl, McEnrore, Borj y compa??a, (y desde aqu? "gracias, Andr?s Gimeno"), me reenganch? veinticinco a?os despu?s con Nadal, Federer, Djokovic, Tommy Haas... (y desde aqu? "gracias, Arseni P?rez"), y finalmente me hice adicto al tenis femenino viendo por teledeporte - algo bueno trajeron los famosos "recortes" - los derechos televisivos de los torneos femeninos salen mucho m?s baratos que los de la ATP - partidos de tenis de, entre otras, la genial, la irrepetible, la inigualable Agnieska Radwanska. Una vez un tenista de los muchos que he conocido a trav?s de este portal (y desde aqu?, "gracias, Fran") me dec?a que las t?as no pod?an nunca jugar al tenis tan bien como los t?os por la natural diferencia de fuerza f?sica que hay entre los dos sexos. Reconozco que un enfrentamiento entre un hombre y una mujer es a priori desigual, a?n teniendo los dos un nivel de juego similar, porque el factor f?sico influye en el partido, es innegable, aunque rara vez sea determinante, pero el argumento es tan bastardo como afirmar que el boxeo de m?s calidad tambi?n es el que practican los pesos m?s pesados, los boxeadores que pesan 100 kilos por lo menos, o sea al burro grande... ande o no ande, vaya. El tenis femenino profesional, y a?n m?s la primera divisi?n de ?ste, que es el circuito de la WTA, a m? me parece obvio que est? en general a bastantes a?os luz del tenis amateur, municipal o como se le quiera llamar que practicamos la mayor?a de los tenistas que jugamos en esta p?gina, pero a?n as? hace tiempo que creo que tiene mucho m?s que ver con lo que hacemos nosotros que el nivel de tenis medio de la ATP, que ya es ya sencillamente estratosf?rico. Esa es s?lo una de las razones por las que lo frecuento todo lo que puedo. Pero adem?s me apetece decir que aunque haya una diferencia sustancial entre el tenis de la WTA y el de la ATP la diferencia es s?lo eso, sustancial (la esencia es la misma o quiz? sea hasta peor en la ATP) y se reduce ?nicamente a que en el de la ATP la bola viaja a m?s velocidad, lo cual, s?, es cierto, supone un plus de dificultad para el rival y es un elemento muy conveniente para ser hoy en d?a un jugador competitivo, pero nada m?s, no es algo que redunde directamente en la calidad de dicho tenis desde el punto de vista del espect?culo. Es m?s, con demasiada frecuencia, (aunque admito que aqu? puede venir a cuento eso de que "para gustos los colores", yo hablo s?lo por m? l?gicamente...) se convierte en un factor que trabaja en contra de la belleza y de las infinitas posibilidades que tiene este deporte. Lo que quiero decir es que en mi opini?n un partido normal de la WTA tiene m?s papeletas para ser un gran partido de tenis, y brindar as? la posibilidad de aprender cosas con ?l, adem?s de pasar un buen rato vi?ndolo, que un partido normal de la ATP, en el que al menos ya casi un 40 por ciento de los jugadores se "limitan" a tener un juego poderoso y meritorio, sin duda - ha de serlo para entrar en el top 100 y tener opciones de jugar los torneos buenos - pero orientado ?nicamente a la minimizaci?n de riesgos y a la victoria r?pida y segura, es decir, puntos cortos y la menor variedad posible de jugadas, mucho s?persaque y... poquito m?s. El tenis que se ve en la WTA tambi?n es gran tenis, no "a pesar de" que la velocidad media de las bolas sea algo inferior a la de las bolas de la ATP si no precisamente "gracias a" eso mismo. Y ?ste es tambi?n el momento de decir otro tanto de nuestro querido tenis de domingo, del tenis de los tenistas no profesionales. Voy a aprovechar para reivindicarlo y no porque corra peligro de desaparecer ni mucho menos, (por m?s que se alargue la sombra del p?del) si no s?lo porque creo que es Tenis tambi?n, con may?sculas y, a veces, aunque inevitablemente siempre a escala (los profesionales cogen la raqueta cuatro horas al d?a y tienen una media de edad de 25 a?os, nosotros la cogemos cuatro horas a la semana y nuestra edad media ronda la cuarentena) es tenis de verdad entendiendo por tal aquel que es susceptible no s?lo de ser cabalmente disfrutado por quienes lo practican si no de ser contemplado tambi?n con inter?s desde fuera. Ya he perdido la cuenta de las veces que he recogido este comentario entre los muchos tenistas con los que me he ido encontrando, algunos de ellos tenistas s?perveteranos que llevan toda la vida jugando y que lo dicen adem?s convencidos de que es algo muy cierto: " a nuestro nivel, gana el que menos falla...". ?No os suena?. Es simple y llanamente mentira, otro ejemplo m?s de que toda frase pesimista siempre va a parecer m?s inteligente de lo que realmente es. A nuestro nivel... gana el que mejor juega, exactamente igual que en el tenis Pro. En un partido de tenis medio de los nuestros (y lo digo sabedor de que la casu?stica es pr?cticamente infinita) hay a la postre el mismo n?mero de winners (ofensivos y defensivos), errores no forzados, dobles faltas, puntos directos de servicio, puntazos, defensas, restos ganadores, ca?as, churros, etc etc... que en cualquier otro partido de tenis, y si no me cre?is, y ten?is tiempo y ganas, haced un d?a la prueba.
    Pero me estoy yendo por los cerros de ?beda: Aga Radwanska. LLeg? a estar la n?mero dos del mundo y tambi?n sabe ya lo que es jugar una final de un Grand Slam. Hay dos cosas que me hubiera gustado ver este 2015 que ya enfila su ?ltimo cuarto, y eran verla a ella ganar Wimbledon y ver a Simona Halep ganar Roland Garros. Otro a?o ser?. Son mis dos jugadoras predilectas y creo que esas mujeres nacieron para ganar esos grandes torneos. Radwanska tal vez sea mi tenista (g?nero neutro) preferido en general. Creo que puedo decantarme, aunque luego habr?a que ver quienes son los respectivos rivales y la trascendencia de esos partidos, por ver un encuentro suyo en lugar de uno del mism?simo Nadal, y eso que a m? ver a Nadal jugar al tenis me pirra, incluso este a?o que el hombre ha decidido exhibir su lado m?s humano y menos extraterrestre. Personalmente opino que no existe nadie en la ATP, volviendo un poco a la exposici?n anterior - Dolgopolov ser?a quiz? uno de los candidatos mejor posicionados para el puesto - capaz de desplegar el tenis creativo y sutil, imaginativo y casi nunca decepcionante de esta polaca cuya aparente fragilidad es s?lo eso: una mera apariencia, un espejismo total. Para m? es digno de ver c?mo engancha a su presa y la va atenazando y debilitando poco a poco, sin concesiones, sin darle tregua, y no la soltar? hasta haber dado buena cuenta de ella. Este tipo de jugadoras, que no van sobradas (a simple vista) de casi nada, deben construir su tenis as?, con una capacidad de concentraci?n el doble de gruesa de lo habitual, minimizando sin piedad sus propios errores no forzados, (en un buen partido de Aga estos se pueden contar casi con los dedos de una mano) y luego siendo implacables a nivel t?ctico, es decir, especializ?ndose en ganar los puntos realmente importantes, aprovechando al m?ximo sus oportunidades, o sea, porque saben demasiado bien que ante sus rivales m?s peligrosas tendr?n muy pocas para poder tomarles la delantera. Es una forma de jugar al tenis no s?lo acertada si no tambi?n muy meritoria, adem?s de interesante y siempre emocionante de ver en mi opini?n: puro posibilismo, supervivencia pura... Siempre habr? m?s emoci?n en ver a alguien que lucha por sobrevivir que en ver a alguien que simplemente se limita a avanzar y a arrasar all? por donde pasa, al menos as? lo veo yo. Y desde este punto de vista Radwanska es la gran Houdini del tenis. Ya s? que se la conoce como "la profesora" (Nacho Calvo lo ha debido decir s?lo en un mill?n de ocasiones), pero yo creo que le va mejor el apodo de "la Maga". Decenas de veces la he visto salir airosa de partidos en los que lo ten?a absolutamente todo en contra, marcador, rival temible y "on fire", p?blico, hasta el ojo de halc?n parec?a haberla mirado mal... Pero ella a lo suyo, ?y qu? es lo suyo? pues el estoicismo m?s escalofriante cuando la est?n cosiendo a winners, la f? en s? misma y en la victoria contra viento y marea, y la indolencia - que no pasotismo - ante las situaciones feas para saber configurar con su glacial mirada un gaseoso mensaje que parece decir "a?n as? no me vas a ganar", y finalmente hallar el modo, en much?simos partidos, de hac?rselo llegar a su contrincante de manera inequ?voca. Definitivamente, creo que en su tenis hay mucha m?s magia que m?todo, mucho m?s arte que ciencia, y aunque es buen?sima t?cnicamente a m? me parece que la mayor?a de sus golpes son bastante heterodoxos, por no decir s?perpersonales y muy dif?cilmente transferibles. Adem?s si hay algo que no se puede ense?ar es precisamente lo de esta mujer, que es el talento en estado puro y y la clase y el toque tra?dos directamente de la teta de la vaca.
    Pero que no se pueda ense?ar el talento no significa que no se pueda aprender mucho tenis admir?ndolo. Desde aqu? hago un gracioso llamamiento a todos los tenistas amateurs, si realmente desean mejorar no dejen pasar la oportunidad de ver a esta mujer. Aunque no mucho, yo creo que algo s? que se puede aprender mirando tenis, sobre todo si se sabe "mirar el partido", concepto distinto, pero ligeramente emparentado con el ya famoso "leer el partido" de Tom?s Carbonell. El banana-shot no lo vamos a incorporar a nuestro repertorio por muchos que lo veamos hacer a Nadal por la tele, pero algunas ense?anzas sobre todo de orden t?ctico yo creo que s? es posible absorber viendo o asistiendo a buenos partidos... Si se topan con alguno donde juegue esta se?orita, disfruten con lo que el tenis tiene de partida de ajedrez, de pesanervios, de batalla mental, de conejo en la chistera, el tenis m?s vers?til, imprevisible, divertido y did?ctico que yo conozco es el de Aga Radwanska, para m? la gran ilusionista del tenis actual.
    Despu?s, no siendo de las m?s guapillas del circuito, a m? s? me parece que s? es de las m?s femeninas, con esos extrafalarios modelitos que es de las pocas que se atreve a exhibir, con esos sigilosos, orgullosos, felinos andares que tiene como de guepardo hembra, con sus u?itas siempre bien pintadas, sus fugaces moh?nes de contrariedad cuando las cosas no le salen... Me atrever?a a decir que tambi?n es de las m?s felices. No me sorprende que los de Lexus pensaran en ella para que luciera su exclusivo logo. Es la elegancia en persona esta mujer, elegancia que quiz? sea s?lo el ?ltimo eslab?n, o directamente el broche, de su evidente y abundante inteligencia. No s? en qu? torneo de este a?o la v? en una cadena de televisi?n chateando con seguidores, aficionados y fans, que era como una especie de plus de ese torneo: ciertos d?as, a ciertas horas, las y los tenistas estar?an disponibles para chatear con quienes lo desearan... Pues bien, nuestra chica era toda buena onda y voluntariedad con todo el mundo, toda paciencia y cordialidad, pero tambi?n sinceridad total cuando se terciaba, cero afectaci?n, cero tonter?as... exactamente igual que en la pista de tenis. A todo contestaba con concreci?n, sencillez, naturalidad, buen humor y esp?ritu constructivo.
    En cuanto a su irregular temporada actual, que ahora parece que est? consiguiendo enderezar bastante de cara a Singapur (partidazo contra Bencic para ganar en Tokio) en la que al principio fich? a Martina Navratilova, pero luego se dijeron adi?s, y fue justo entonces cuando Aga volvi? a reencontrarse con su tenis intuitivo, eficac?simo, en cierto modo selv?tico (no confundir con salvaje), para m? todo encaja, ?qu? quer?is que os diga?, aunque a lo peor no sabr?a c?mo explicarlo, o quiz?s s?: los ?ngeles no necesitan ayuda.

» Necesitas entrar en la web para poder comentar